Guber está intereado a la compra de Carteras de Credtos problemáticos y/o difícilmente exigibles, tanto de origen comercial como bancario/financiero.
Generalmente la cesión se realiza pro soluto y viene precedida por una fase de diligencia debida cuyo fin es verificar el  valor esperado de realización del crédito y/o de la cartera de créditos objeto de la posible cesión.
Guber también se dedica a la adquisición de créditos individuales que se hacen valer en Procedimientos Concursales.
Es necesario resaltar como la elección de una parte contraria para la cesión de los créditos propios debe tener en cuenta no solo el aspecto económico, sino también y sobre todo el aspecto ético y de reputación.